¿Es bueno rapar a tu perro?

91 697 15 71
¿Es bueno rapar a tu perro?

Con la llegada del buen tiempo, muchos propietarios deciden rapar a sus perros para que estén más frescos. Sin embargo, es algo que desaconsejamos en la peluquería canina de Fuenlabrada, pues con esta práctica no solo liberas al perro de su capa protectora contra las altas y bajas temperaturas, sino que provocarás que sea un blanco fácil ante el ataque del mosquito que transfiere la leishmaniosis.

Todavía a día de hoy, existe un gran desconocimiento acerca de los riesgos que implica rapar a los perros y, por ello, como profesionales de la peluquería canina de Fuenlabrada, queremos darte a conocer las consecuencias más comunes de esta práctica, completamente inapropiada y que hará sufrir a tu mascota.

Antes de nada, debes saber que el pelo de tu perro se divide en dos tipos: la cobertura y el subpelo. La cobertura es el pelo más fuerte y largo de tu mascota, que le protege del clima, ya sea de la erosión del viento, de las radiaciones solares o de la lluvia. Mientras que el subpelo es el pelo más débil y fino que aisla a tu mascota de las altas y bajas temperaturas.  

Al rapar a tu mascota, cortas ambas capas por igual, disminuyendo su poder protector. De modo que, la cobertura será incapaz de protegerle del clima, exponiéndolo a un mayor riesgo de quemadura solar y de melanoma, y permitiendo que el exceso de radiación aumente la sensación de calor. Mientras que el subpelo expuesto se debilitará cada vez más y se acumulará sobre su piel, reteniendo el calor, provocando enfermedades como la seborrea o la dermatitis y haciendo que los nudos sean un problema más frecuente.

Desde la Clínica Veterinaria Parque de los Estados, desaconsejamos esta práctica que, además, podría generar un síndrome post-rapado a tu mascota, generándole calvas, incluso, durante años. 

haz clic para copiar mailmail copiado