La diabetes felina

91 697 15 71
La diabetes felina

No es infrecuente que los veterinarios de gatos en Fuenlabrada nos encontremos con la diabetes felina, una enfermedad que también sufren estos animales, al igual que ocurre con las personas, y que tiene un tratamiento ciertamente sencillo, aunque al principio cueste asimilar aquello de tener que pinchar a nuestra mascota para nivelar sus valores de glucosa.

El diagnóstico de la diabetes felina en la Clínica Veterinaria Parque de los Estados es tan simple como realizar un análisis de sangre y de orina, aunque existen ciertos síntomas que pueden anticipar la presencia de esta enfermedad, especialmente en gatos adultos que se acercan a la vejez. Por ejemplo, es síntoma de diabetes que el gato tenga más sed, más apetito y que orine más, aunque es difícil de detectar que se deba a diabetes, porque en el resto de cuestiones estará perfectamente sano, pero también se puede añadir cierta dificultad para subirse a los sitios e incluso que caminen apoyando el tarso.

Es obvio que si no se diagnostica con cierta rapidez, esos síntomas se pueden agravar en problemas osteoarticulares, pérdida de peso, vómitos, debilidad e incluso coma y muerte. Pero, en la mayoría de casos se diagnostica a tiempo en los veterinarios de gatos en Fuenlabrada, que pondrá un tratamiento para estabilizar la glucosa en sangre, ya sea con pastillas o con inyecciones, y para corregir las alteraciones producidas por la enfermedad.

Las pastillas pueden ser más cómodas, pero menos recomendables que las inyecciones, que la mayoría de los gatos toleran correctamente y no se tiene por qué convertir en ningún problema, teniendo en cuenta además que uno de cada cuatro casos de diabetes felina son transitorios y desaparecen incluso antes de poner tratamiento.





haz clic para copiar mailmail copiado