Quítale el hueso a tu perro

91 697 15 71
Quítale el hueso a tu perro

Desde nuestra experiencia como veterinario 24h en Fuenlabrada queremos aprovechar este artículo para alertar a todos los dueños de perros de lo peligroso que puede resultar darle huesos a su mascota. Y es que, pese a que tradicionalmente los huesos y los perros son imágenes que asociamos automáticamente, pocos alimentos pueden causarles tantos daños.

Con frecuencia, en cualquier veterinario 24h en Fuenlabrada llega algún perro mostrando signos inequívocos de sentir dolores muy fuertes. Tras examinarle la zona abdominal, una radiografía suele servir para confirmar el diagnóstico inicial. En la placa aparecen restos de huesos que, a su paso por el tubo digestivo, han ido clavándose en sus paredes. La solución es pasar de inmediato al quirófano para reparar las hemorragias y extraer todos los restos de huesos que aún pueden quedar.

Este problema ocurre con cuando el perro come restos de pollo. Los huesos de las aves, especialmente los huesos largos, se rompen cuando el perro los mastica. El problema es que los trozos en los que se rompe el hueso son afilados como agujas y, al pasar al estómago, se clavan en sus paredes y pueden llegar a desgarrarlo provocando una hemorragia importante.

Pero no son sólo los huesos de pollo los perjudiciales para los perros, también lo son todos los huesos. Los que son muy pequeños, porque su estómago no los puede digerir, de forma que, cuando se los traga, también tiene que hacerlos salir al exterior y cuando lo intenta, a menudo pueden rasgar el ano provocándole también un gran dolor.

Con los huesos muy grandes que no puede tragar, el perro juega a mordisquearlos y roerlos, desgastándose la dentadura de forma innecesaria. Si el comportamiento de tu mascota es anormal y se muestra muy inquieta, tráela rápidamente a la Clínica Veterinaria Parque de los Estados.

haz clic para copiar mailmail copiado